Según estadísticas internacionales, un tercio de las personas mayores de 65 años que viven en sus casas sufren una o más caídas al año. En ese sentido, es importante que los familiares y personas que estén al cuidado del adulto mayor tengan presente que los que registren un episodio de caída desarrollan temor de volver a caer, y es probable que generen limitación para realizar actividades de la vida diaria como levantarse, deambular al interior de la casa, salir a pasear y más, lo que es conocido como fenómeno llamado Síndrome Post Caída y que trae como consecuencia un deterioro del adulto mayor.

Esto último, es una potente razón para – además del aspecto físico – poner énfasis en cómo prevenir caídas en el adulto mayor y así reducir efectos que rápidamente producen dependencia y postración pudiendo ser evitable actuando anticipadamente.

Envejecimiento y caídas en el Adulto Mayor, ¿cómo evitarlas?

Hay ciertos cambios asociados al envejecimiento que predisponen a las caídas en personas de la tercera edad. Entre ellos encontramos la disminución de agudeza visual y alteración de la acomodación, reducción de la circulación sanguínea y de la conducción nerviosa del oído interno, disminución de la sensibilidad propioceptiva, enlentecimiento de los reflejos, atrofia muscular, atrofia de partes blandas (ligamentos, tendones, capsula articular, meniscos) y degeneración de estructuras articulares (artrosis).

Así mismo, hay situaciones mucho más frecuentes que otras que inducen a que ocurran caídas, como lo son:

  • Calzado inapropiado
  • Inadecuada distribución del mobiliario
  • Vestimenta incorrecta o incómoda
  • Ingestión de bebidas alcohólicas
  • No utilizar ayudas técnicas indicadas como bastón, andador, lentes, etc…
  • Factores a tomar en cuenta para prevenir caídas

 

Para tener conocimiento de cómo evitar caídas en el adulto mayor es indispensable poner atención en los obstáculos encontrados al interior de la casa y en el ambiente, siendo fundamental que ellos puedan reconocerlos y controlarlos ¡Toma nota!

En casa

  1. Suelos: evitar todo tipo de suelos irregulares, deslizantes, muy pulidos, con desniveles y sin contraste de colores.
  2. Iluminación: evitar luces muy brillantes ya que pueden encandilar y obstaculizar la visión, así como también luces demasiado tenues, ya que no permiten ver con claridad.
  3. Escaleras: siempre instalar una iluminación adecuada sobre todo en el sector de escaleras y evitar ausencia de pasamanos, peldaños irregulares, altos y sin descanso.
  4. Cocina: evitar muebles demasiado altos y suelos resbaladizos.
  5. Baño: instalar barra en la ducha y frente o al costado del wc.
  6. Dormitorio: comprar una cama acorde a la altura de la persona, no demasiado alta ni estrecha. Evitar cables sueltos y objetos en el suelo (bajada de cama).

En la calle, plazas, jardines, etc…

No concurrir por aceras estrechas, con desniveles y obstáculos. Evitar el pavimento defectuoso o mal conservado y nunca cruzar por semáforos de breve duración. Al momento de utilizar las bancas de las plazas o parques, procurar que éstas estén bien armadas o construidas, sin tablas sueltas y que no sean demasiado altas para la persona.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.