No es una regla general, pero sí es muchísimo más común que con el pasar de los años, aumenten las afecciones o enfermedades en el ser humano, siendo el adulto mayor el grupo más riesgoso. En este sentido, es necesario conocer el grupo de enfermedades más comunes en el adulto mayor de la población, tanto en términos de prevención como de tratamientos. Acá te contamos cuáles son las patologías más frecuentes del adulto mayor.

Hipertensión arterial en el adulto mayor

La hipertensión arterial, más conocida como Presión alta, es una enfermedad crónica cardiovascular cuyo síntoma principal es el alza continua de la presión en las arterias. Cuando la presión es mayor o igual a 140/90 (Sistólica-Diastólica) se considera como hipertensión y es precedente de enfermedades cardiovasculares en directa proporción. Algunas de éstas pueden ser accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca o renal y enfermedades coronarias.
Tanto para la prevención y tratamiento de esta enfermedad, se consideran dos formas que ayudan a reducir la tensión en las arterias.

  • Prevención: se enfoca en el cambio de estilo de vida que incluye una alimentación saludable con disminución de consumo de sodio y aumento de potasio además del aumento de actividad física en la medida que sea posible
  • Tratamiento: el tratamiento farmacológico de primera elección recomendado por un especialista en el tema incluye fármacos diuréticos tiazídicos en dosis bajas (12,5 – 25 mg/día), seguido de los b -bloqueadores, ya que ambos han demostrado su eficiencia en disminuir los índices de enfermedad y mortalidad en este grupo de pacientes.

Artritis y Artrosis en el adulto mayor

Artritis y Artrosis comúnmente son confundidas porque ambas afectan a las articulaciones y producen dolor. Pero la artrosis es una enfermedad degenerativa crónica y la artritis es inflamatoria y también crónica, caracterizada por su mayor producción de líquido articular y por afectar a más articulaciones al mismo tiempo. Estos trastornos poseen iguales factores de riesgo como predisposición genética, ser mujer, menopausia y obesidad.
Los adultos mayores sufren artrosis por el desgaste articular y el síntoma principal es el dolor intensificado con la sobrecarga y el movimiento, pudiendo también aparecer rigidez articular. La artritis en cambio tiende a evolucionar con apariciones de síntomas repentinos en donde las articulaciones implicadas se encuentran inflamadas y rígidas, provocando dolor y presentando dificultad para ejecutar los movimientos.

  • Prevención: se sugiere mantener una dieta saludable que permita equilibrar el aporte de nutrientes necesarios para la buena salud del adulto mayor y principalmente mantener un peso adecuado que evite la obesidad, ya que esto disminuirá la sobrecarga de las articulaciones. También es importante realizar actividad física para fortalecer la musculatura que cumple función protectora y de soporte corporal y articular.
  • Tratamiento: No existe un tratamiento curativo para estos casos por lo que es necesario el mantenimiento de la capacidad funcional, calidad de vida y cuidado del adulto mayor con terapia física que incluyan ejercicios, aplicación de calor y frío, protección articular y medicamentos antiinflamatorios y de control. En casos más graves de degeneración articular avanzado, puede ser necesario una cirugía e incluso el implante de próstesis articular.

Sordera en el adulto mayor

Se caracteriza por la disminución pronta o gradual de la capacidad para oír que puede ir disminuyendo a medida que la persona envejece. Es producto de la no renovación por daño o muerte de las células pilosas que se encuentran dentro del oído interno y que son las que ayudan a la audición. Esto dificulta la capacidad de mantener la comunicación con otros y puede impedir un total desempeño autovalente en actividades cotidianas pudiendo ser frustrante e incluso peligroso.

  • Prevención: Algunos otros factores que pueden contribuir a la sordera tienen que ver con antecedentes familiares (tendencia a ser hereditario), exposición repetitiva a sonidos fuertes, traumatismos, tabaquismo y diabetes, por lo que prevenir en el tiempo estos últimos podría ser útil como estrategia para no sufrir a futuro la pérdida de audición.
  • Tratamiento: se utilizan audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos de ayuda auditiva que amplifican sonidos de aparatos de uso diario.

Alzheimer en el adulto mayor

Es una enfermedad cerebral que causa problemas con la memoria, pensamiento y manera de comportarse. Es la forma más común de demencia (pérdida de memoria y de otras habilidades intelectuales) que logra interferir con la vida cotidiana y salud mental del adulto mayor.
Se suele experimentar una severa pérdida de memoria que afecta las actividades diarias y la capacidad de disfrutar pasatiempos que anteriormente se gozaban. Otros síntomas son confusión, desorientación en lugares conocidos, y problemas con el habla y/o la escritura que empeoran con el tiempo.

  • Prevención: Los factores de riesgo para el Alzheimer y demencia son, enfermedades vasculares como la obesidad, presión alta y se ha encontrado evidencia que podría relacionarse la diabetes tipo 2 con esta enfermedad. En Latinoamérica existe un alto porcentaje de cada uno de estos factores por lo que la prevención de ellos es importante para evitar la aparición del Alzheimer.
  • Tratamiento: Actualmente no hay cura y se realiza un tratamiento con fármacos que se enfocan en ayudar con los síntomas cognitivos por medio de inhibidores de Colinesterasa. Para ayudar en cuanto a problemas de comportamiento existe el tratamiento sin fármacos basado en identificar los síntomas, entender las causas, y cambiar el ambiente donde se cuida a la persona de los problemas y obstáculos.

Si quieres prevenir y cuidar a tus adultos adultos mayores, Homewatch Care Givers Chile cuenta con los mejores servicios de cuidado del adulto mayor a domicilio. Si quieres saber más haz click AQUÍ.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.